La automatización industrial ya no está solo al alcance de unos pocos: los avances tecnológicos han permitido democratizar herramientas, generalizando el acceso a la automatización y control y las ventajas que conllevan.

La automatización industrial ya no está solo al alcance de unos pocos: los avances tecnológicos han permitido democratizar herramientas, generalizando el acceso a la automatización y control y las ventajas que conllevan.

Así, al fuerte impulso a la automatización que ha supuesto el nuevo contexto generado por el COVID-19 se unen las herramientas de transformación digital, más accesibles que nunca.

Desde esta perspectiva, analizamos cuáles son las principales tendencias tecnológicas que están posibilitando la automatización industrial.

Las nuevas herramientas y tendencias tecnológicas en automatización industrial están impulsando la transformación del sector, que ve cómo un 88% de los negocios ya se han embarcado en iniciativas transformadoras de automatización y control, según un informe de la consultora McKinsey.

Si hace años la digitalización se consideraba a menudo como un objetivo a largo plazo, la realidad es que ya está disponible para optimizar muchos procesos industriales hoy. Es más, la misma consultora asegura que el 50% de los trabajos que se realizan en la actualidad pueden ser automatizados en este momento con tecnologías ya existentes. 

Pero, ¿en qué consiste la automatización industrial? Lo analizamos.

La automatización industrial es un concepto que se refiere a la aplicación de tecnología (desde robótica a software informático) para generar sistemas autónomos.

En líneas generales, hablar de automatización industrial hoy supone actuar en dos vías principales:

  • Optimización de procesos de negocio y minimización de la intervención humana. Se incluyen aquí operaciones como la automatización y control de stock y cadena de suministro, o la contabilidad o el mantenimiento.

  • Automatización de manufactura a través de robótica y software especializado.

El desarrollo low code consiste en el empleo de herramientas que facilitan la creación de aplicaciones. 

A diferencia de los procesos de programación informática tradicional, el low code automatiza procesos y permite crear aplicaciones introduciendo un código mínimo. Por esta razón se habla del low code como la tecnología que ha “democratizado” el desarrollo de software en todos los ámbitos, incluyendo el industrial.

Así, usuarios sin conocimientos de codificación previos pueden generar aplicaciones empresariales de automatización industrial. Algunas de las ventajas:

  • Los tiempos de desarrollo de aplicaciones quedan reducidos

  • Se minimiza la intervención humana y manual, de modo que no son necesarios grandes equipos de desarrollo de software ni en su creación ni en el mantenimiento

  • Así mismo reduce los costes en el desarrollo de aplicaciones y software 

  • Al simplificar la creación de aplicaciones, fomenta la participación de todos los equipos implicados, que pueden aportar su visión e inputs para lograr un resultado más optimizado

Estos beneficios han convertido al low code en una de las tendencias en automatización industrial más importantes: Expert Market Research prevé un crecimiento a un ritmo CAGR del 25.26% entre 2022 y 2027 para el valor de mercado de las herramientas low code, impulsado por la adopción creciente de esta tecnología.

El uso nativo de la nube supone un nuevo enfoque en este tipo de plataformas. Con el nuevo enfoque podemos descomprimir el software en varios componentes y desvincularlo del hardware principal. Las actualizaciones, por lo tanto, se hacen de manera automática.

Esta tendencia en automatización industrial facilita el trabajo de los ingenieros que buscan aplicar cambios o mejoras para incrementar la eficiencia operativa o reducir tiempos. 

Los gemelos digitales emplean realidad aumentada y virtual para supervisar operaciones, detectar errores o poner a prueba iteraciones. Así, es posible crear un gemelo digital de un proceso, de una máquina o de un flujo de trabajo y realizar las pruebas y exploraciones deseadas.

Se trata de generar simulaciones precisas que permitan observar cambios en procesos y equipos sin necesidad de generar tiempos de inactividad o invertir cuantiosos recursos. 

Es más, cifras de CADFEM han detectado que los gemelos digitales reducen los costes de mantenimiento en un 30% y minimizan los tiempos de inactividad en un 45 %.

El mantenimiento predictivo hace uso de tecnologías como Big Data, Inteligencia Artificial y Realidad Aumentada para predecir potenciales problemas y repararlos antes de que tengan lugar interrupciones. 

Se trata de una posibilidad muy importante en entornos industriales, pues se calcula que permite ahorros en mantenimiento de entre el 30 y 40%, aportando una ventaja competitiva crucial.

El Edge Computing lleva las posibilidades de la automatización industrial un paso más allá. Al igual que el IoT, este modelo de computación se basa en la creación de redes que conectan los datos obtenidos por sensores. No obstante, este modelo sitúa el procesamiento en los extremos (“edge”) de la red, en lugar de directamente en la nube. 

Además de mejorar la eficiencia de procesamiento, encontramos mayor seguridad y soberanía de los datos. 

En Incentro trabajamos para convertirnos en el socio estratégico que impulse a las empresas a lograr su transformación digital adaptada a sus necesidades, procesos y ritmos. 

Con el foco puesto en la automatización industrial, proponemos el low code como agente de cambio clave en este sector. Te contamos cómo:

Nuestra apuesta por el low code para la automatización industrial se basa en las ventajas de eficiencia, trabajo colaborativo y ahorro económico que permite este tipo de acercamiento al desarrollo de aplicaciones.

Así, a través de las aplicaciones low code, las empresas pueden generar pruebas de concepto que agilizan la implementación de ideas, evitando largos y costosos desarrollos, un pilar  fundamental para cualquier proceso de automatización industrial.

Es el caso de la  plataforma Mendix, orientada al desarrollo bajo premisas low code y que, junto con nuestro asesoramiento en servicios de transformación digital, ya está revolucionando la optimización de procesos para los negocios industriales. ¡No te quedes atrás!