A lo largo de este post trataremos de resolver qué es Google Kubernetes Engine. Podremos descubrir cómo funciona y para qué se utiliza. Como partner de Google Cloud, resolvemos las dudas de este nuevo entorno.

Google Kubernetes Engine, o GKE, es un entorno totalmente administrado de Google Cloud diseñado para administrar y escalar las aplicaciones que se han pasado a microservicios. 

Kubernetes ofrece un entorno de administración centrado en contenedores. Trata de orquestar toda la infraestructura para que las cargas de trabajo de los usuarios no tengan que hacerlo. Ya no tienes que preocuparte por la administración de la aplicación, esta plataforma de Google Cloud lo hace por ti. Si necesitas empezar por el principio, aquí te explicamos qué es Google Cloud

Kubernetes no es un monolito y permite a los desarrolladores preservar la elección del usuario y la flexibilidad en las partes más importantes. No es un PaaS como los que podemos encontrar hoy en día y tampoco ofrece servicios como el almacenamiento o BBDD. Para este tipo de servicios serían las aplicaciones quienes se encargan de ejecutar estos trabajos. Por lo que si las aplicaciones se pueden ejecutar en contenedores, con toda seguridad se pueden ejecutar en Kubernetes.

Además, no limita el número de aplicaciones. Es decir, lo que se buscaba cuando se diseñó Kubernetes era poder escalar y dar soporte a numerosas y diversas cargas de trabajo. Ofrece las herramientas o elementos indispensables para crear una plataforma para los desarrolladores, ofreciendo una mayor flexibilidad y agilidad. 

Podríamos interpretar que al actuar directamente a nivel del contenedor y no a nivel de hardware, ofrece algunas características similares a las PaaS. Nos permite escalar, monitorear, balancear las cargas y flujos de trabajo, entre otras muchas cosas. Pero la realidad es otra, se trata de una plataforma que actúa directamente en nuestras aplicaciones, pero no es una Plataforma como Servicio (Paas).

Podemos decir que es un híbrido de una PaaS y una IaaS. Kubernetes trata de  aprovechar la simplicidad de la plataforma como servicio (PaaS) cuando se usa en la nube. Y además trata de utilizar la flexibilidad de Infraestructura como servicio (IaaS).

Nos encontramos ante una tendencia tecnológica como es la modernización de aplicaciones. La modernización de aplicaciones es un proceso de nuestra transformación digital donde tratamos de dar a nuestras aplicaciones un enfoque basado en contenedores. Esto nos hace más flexibles, ágiles y competitivos.

Kubernetes nos permite tener un entorno en contenedores. Esto nos ofrece múltiples ventajas y una de ellas es que las aplicaciones son independientes entre sí, por lo que el rendimiento de cada aplicación es mayor. Precisamente se ha diseñado con este objetivo, poder crear o construir un ecosistema de herramientas que hace más sencillo la administración y el escalado de nuestras aplicaciones. 

Google Kubernetes Engine va a dotar a nuestras organizaciones de una mayor agilidad, por lo que seremos mucho más productivos.  

GKE se ejecuta en las aplicaciones que se encuentran en los contenedores. Como con todos los productos de Google Console, Kubernetes se basa en los mismos principios de diseño y utiliza las mismas herramientas que se usan para ejecutar los servicios de Google. Y ofrece los mismos beneficios: administración automática, supervisión y sondeos de capacidad de funcionamiento de los contenedores de aplicaciones, ajuste de escala automático, actualizaciones progresivas, entre otras muchas cosas.

La herramienta de Google Cloud Console, tiene dos formas de operar. Una de ellas es la denominada estándar, donde los desarrolladores tienen el control desde el lanzamiento de GKE, pudiendo así tener el control de ajustar y ejecutar cargas de trabajo personalizadas. Y la otra sería la autopilot, la cual te permite centrarte en las cargas de trabajo de tus aplicaciones, ya que administra la infraestructura por ti.

Post de instagram antes y después asesora de imagen minimalista relajarte crema y marrón.png

Antiguamente, aunque actualmente muchas empresas siguen operando de la misma manera, las aplicaciones estaban instaladas en un servidor. Gracias a la contenerización de aplicaciones y ante el avance de esta nueva tendencia tecnológica, nos encontramos en una situación completamente diferente.

Podemos entender mejor qué son los contenedores si echamos un vistazo atrás. Todo comenzó cuando los equipos de IT gestionaban las máquinas físicas en salas para servidores. Estas máquinas todavía existen, pero hacen a las empresas menos ágiles y el coste aumenta considerablemente. 

Intentando reducir esto último aparecieron las máquinas virtuales. Las máquinas virtuales y el hardware virtual fueron la siguiente capa de abstracción que ejecutar. Y a continuación, aparecieron y se desarrollaron los contenedores para que los desarrolladores pudieran centrarse más en el desarrollo de aplicaciones de alto nivel y menos en la infraestructura. Entonces, Google Cloud introdujo Kubernetes, para ayudar a automatizar y gestionar contenedores en las infraestructuras de la nube.

En la podrás encontrar más detalladamente la documentación de Google Kubernetes Engine y cuales son las ventajas de ejecutar GKE. Aquí podrás encontrar alguna de ellas:  

  • Acelerar el proceso de desarrollo de las aplicaciones: nos permite administrar y desarrollar diversas aplicaciones.

  • Optimizar las operaciones: elige un canal que se adapte a las necesidades. Los canales de versiones disponibles tienen distintos ritmos de actualización de nodos y brindan niveles de asistencia.

  • Alta escalabilidad: GKE es el primer servicio de Kubernetes completamente administrado de la industria que implementa la API completa de Kubernetes.

  • Migración: podrás migrar cargas de trabajo a los contenedores de GKE con mucha facilidad. Con herramientas de automatización se pueden extraer elementos fundamentales de las aplicaciones, como pueden ser la VM (Máquinas Virtuales), para que puedas instalarlos con facilidad en contenedores.

Para ver el precio de Google Kubernetes Engine dependerá, como hemos dicho anteriormente, de quée tipo de GKE contratemos. Es decir, tendremos diferencia de precios si escogemos el cluster de autopilot o el estándar.

En el modo autopilot, acumulan una tarifa fija de 0,10€ por hora para cada clúster, más los recursos de CPU, memoria y almacenamiento efímero. 

En el modo estándar, se aplica una tarifa por administración de 0.10€ por clúster y por hora, sin importar la topología ni el tamaño del clúster, después del nivel gratuito. Las tarifas de administración de clústeres de GKE no se aplican a los clústeres de Anthos.

Google Kubernetes Engine nos permite llevar nuestras aplicaciones a la nube gracias a una plataforma multi cloud que permite a los desarrolladores enfocarse en generar valor en vez de centrarse en la optimización y mantenimiento de la infraestructura. Acelera el proceso de desarrollo de las aplicaciones, optimiza las operaciones, y nos ofrece una mayor agilidad y flexibilidad. 

En Incentro somos partner de Google Cloud y expertos en transformación digital. Si quieres obtener más información, no dudes en contactar con nosotros, estamos deseando escucharte.

Contacta con nosotros:

Al enviar este formulario, confirmo estar de acuerdo y aceptar la política de privacidad.

[Form.SubscriptionText]