En este post vamos a hablar sobre el término software libre y las diferencias que encontramos con el open source.

, el software libre es como su propio nombre indica, un software que su código fuente permite que sea modificado, estudiado, cambiado e incluso alterado con cualquier fin para que posteriormente sea repartido con implementaciones o mejoras.

Su nombre se debe al movimiento de software libre que fue liderado por , físico y programador estadounidense que también fue fundador del sistema operativo GNU y de la Free Software Fundation o Fundación de Software Libre.

Ahora bien, para que un software pueda denominarse libre o de código abierto, también llamados como FOSS o FLOSS, o incluso de ambas formas, debe de cumplir ciertas premisas para poder tener esta designación:
Así que vamos a mencionar las 4 libertades del software libre:

Libertad 0: Consiste en poder utilizar el programa con cualquier fin ya sea privado, militar, comercial…

Libertad 1: Poder ver y variar el software. Para poder hacer esto necesitamos tener acceso al código fuente.

Libertad 2: Compartir el programa con el fin de ayudar a los demás.

Libertad 3: Compartir aquellas versiones en las que nosotros mismos hayamos introducido algún cambio o modificación, por lo tanto, es totalmente necesario poder acceder al código fuente.

Las diferencias entre el software libre y el software de código abierto es que el software libre va dirigido o enfocado a las libertades filosóficas que tienen los usuarios a la hora de hacer uso de ello y el software de código abierto va dirigido a las ventajas a la hora de utilizarlo.

Por otro lado debemos hablar de que es aquel nombre que se le concede a un software que permite que los usuarios accedan a su código fuente.
Además, está permitida su distribución siempre y cuando los términos de licencia no se varíen desde su primera adquisición hasta la posterior distribución, teniendo siempre unos principios y una ética.

Es probable que el software libre sea una revolución basada en un principio básico de la humanidad: compartir, todo lo contrario de enfrentarnos a una competencia entre empresas que solo buscan un fin económico e imagen de marca.

El paso del tiempo y los estudios, posicionan a este procedimiento o “corriente” a muy alto nivel ya que lo que provoca es la gestión o proceso de un programa que pasa por diferentes personas y que cada cual ayuda o implementa mejoras creando finalmente un programa de alta calidad.